lunes, 14 de enero de 2019

PUNTOS DE VISTA.

   Me quedé dormido hilvanando constelaciones desde su monte de venus hasta su talón de Aquiles. Todo el universo expandido en el blanco de mis sábanas. Me quedé dormido conociendo todos los secretos de la vía láctea, riéndome de Copérnico, de Einstein y Hawking. Pensando en la pobre Laika. En la soledad de los astrónomos en el desierto de Atacama abrazados a sus telescopios gigantes y en todo lo que yo he descubierto esta noche sobre el infinito con las gafas por el suelo y seis dioptrías en cada ojo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario